Noticias y Blog

Roscos fritos de Andalucía: ¿De dónde vienen?
Por agosto 17, 2021 0 Comentario

Roscos fritos de Andalucía: ¿De dónde vienen?

Ya sea frito u horneado, con una masa más esponjosa o más robusta, aderezado con azúcar o con canela, el rosco frito es uno de esos dulces que no puede faltar en la despensa de los españoles. Pueden poseer numerosas formas, tamaños y sabores, según las distintas evoluciones de la receta en territorio nacional, pero en todos los casos las rosquillas o roscos fritos cuentan con un extenso club de fans a lo largo y ancho del planeta que nada tiene que envidiar al de los churros o los pestiños. ¡Te contamos el por qué en esta entrada!

Si echamos la vista atrás, tendremos que remontarnos hasta el Imperio Romano para encontrar la primera referencia a las rosquillas en la Historia. Su receta se extendió rápidamente por las provincias romanas y la cuenca del Mediterráneo. Sin embargo, el rosco frito propiamente típico de Andalucía hunde sus raíces más bien en la cocina de Al-Ándalus, en los llamados "postres de sartén árabes", como ocurre con otros tantos dulces tradicionales del sur de España. Esta receta tradicional sería introducida en nuestro país en el siglo X, aunque por aquel entonces tendría una forma mucho más similar a un buñuelo que a un rosco.

El procedimiento era muy sencillo: Freír en aceite de oliva masa elaborada con trigo y cubrirla después con miel, azúcar u otros aderezos salados. Con el avance de los siglos la receta árabe en Al-Ándalus fue cambiando y mejorando, y se introdujo el agujero central para facilitar que la masa se friera más por el centro y evitar así que esta parte no quedara demasiado cruda. Y, aunque la solución no parece muy rebuscada, circulan leyendas urbanas que atribuyen la autoría de este agujero a un marinero holandés llamado Hanson Gregory, quien al parecer pinchó una rosquilla en el centro con la tapa del pimentero de un barco.

Asimismo, los herederos del rosco frito original añadieron un ingrediente nuevo, el huevo, que mejoraba tanto el sabor como la firmeza del rosco frito final. De este modo, los actuales roscos fritos típicos de Andalucía (sobre todo en Cuaresma y Semana Santa) se basan en tres pilares fundamentales: Harina, huevos y aceite. Junto con agua, azúcar y levadura ingredientes nada caros—, estos roscos de sencilla elaboración fueron una fuente de hidratos recurrente en épocas de hambruna, lo que las convierte hoy día en un alimento muy querido y popular entre la población andaluza.

En Pastelería Álvarez fabricamos y comercializamos nuestros propios roscos fritos, con una receta propia basada en el rosco andaluz, desde hace más de 60 años. Nuestros roscos son esponjosos y se aderezan con azúcar, perfectos para tomar con un chocolate caliente en época de frío o con un café o zumo fresquito en primavera y verano. Como siempre te invitamos a echar un vistazo en nuestra tienda online, donde encontrarás nuestros deliciosos roscos fritos a un precio espectacular. ¡Los gastos de envío son gratis en pedidos superiores a 29'90€!

Logo Pastelería Álvarez

Leave your thought